kongo portada_blog

KONGO, felicidad, vitalidad y pura vida.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Sus adoptantes nos comentan cómo este pequeño se ha adaptado y vive felizmente con su gran familia perro-gatuna.

«Durante más de seis meses, estuve pensando adoptar un perro que me siguiera a nivel deportivo, para poder compartir con él una de las mayores pasiones que tengo en mi vida, el canicross. Una de las primeras fotos que vi, fue la de Kongo. A pesar de que me enamoró su mirada, seguí buscando, foto a foto, protectora a protectora, siempre acaba buscando de nuevo su nombre. Siempre comentaba con mi pareja, Cecilia, lo guapo que era, esa mirada que me decía todo. Una vez decidmos que él era el elegido, fuimos a por él hasta su casa de acogida, un viaje de ida y vuelta de más de diez horas.
La primera impresión al verlo fue de locura. Kongo no nos hizo ni caso. Jugaba con su pelota de aquí para allá. Le presemos a su nueva hermana Daysi, con la que compartiría el mundo del canicross, pero no se gustaron mucho, sin embargo hoy por hoy son inseparables. No saben estar el uno sin el otro. Juegos continuos y peleas amistosas llenan su días.
La llegada a nuestra familia, que está compuesta por seis gatos y 3 perritas más aparte de nuestro querido Kongo, fue buena. Se adaptó a nosotros rápidamente, y más llegar a casa, decidió que la esquina de aquel sofá seria suya, y lo es, le encanta dormir a nuestro lado cuando nos sentamos en el salón. ¡¡He de decir que es muy perezoso!! Le encanta dormir y estirarse.
Kongo disfruta junto a Daysi del canicross y debo decir que… ¡es una maquina!!. Disfrutamos los tres juntos y nos hizo crear un vínculo especial.  
Agradecemos a la protectora que nos diera la oportunidad de poner adoptarle, hoy por hoy se siguen preocupando por su bienestar y nosotros les mantenemos informados de todo cuanto ocurra, sabemos lo difícil que es sacarlos adelante y es de agradecer la información.
Kongo llego a nosotros para hacernos felices, es felicidad, es vitalidad, es pura vida.
Gracias de nuevo a SOS WEIMARANER.ORG «.

Rubén y Cecilia.
Nuestra familia peluda: topoyiyo, missi, odri, novita, mery, xikitina (los gatos).
Luz, galia, daysi y kongo (los perros).

Kongo en plena naturaleza.

Lo importante salva una vida salva un braco de weimar

Ellos se lo merecen

Ayúdanos... Ayúdales

logo_teaming_vertical
Icons/ Casa acogidaCreated with Sketch.

¿Quieres ser casa de acogida?

Son los corazones más valientes, el espacio de cariño y muchas veces de rehabilitación, sois las personas que hacen posible que sigamos rescatando.